Niños Ágiles

Autora: Shirly Ronen
Traductor: Ángel Águeda Barrero

Ágil mejora las relaciones en la familia y contribuye al desarrollo de nuestros hijos

Utilizar ágil en casa, no es sólo otra forma ordenada y práctica de conseguir que las tareas de nuestra familia y nuestros hijos se hagan. Trata más acerca de cómo crear un marco de diálogo familiar saludable de una manera fácil, práctica e intuitiva. Y es una gran y fácil manera de aprender y llevar a los niños la capacitación (empowerment).

En el mundo actual, estamos viviendo en una familia moderna, tenemos toneladas de tareas a completar, los padres trabajan largas jornadas y no tenemos mucho tiempo para hablar unos con otros, como hacíamos antes. Nos encontramos regañando sobre las tareas, y sobre casi todo. En casi todas las familias existe, de una forma u otra, un modo en el que se tratan los problemas. La ira, los castigos, los premios e incluso poner en orden la habitación nosotros mismos.

¿Qué pasó con el marco de diálogo saludable con mis hijos?  ¿Vas a decirme cada vez lo que le molesta cuando todo lo que hacemos es hablar de las tareas y quehaceres inacabados?¿Qué hemos hecho para ayudarle a crecer como individuo auto-organizado sano?

Centrarnos en las tareas y en lo que salió mal nos distrae de los temas realmente importante. Nuestros hijos.

Entonces, ¿cómo Ágil nos puede ayudar con eso?
Nosotros utilizamos Ágil en casa del siguiente modo:

  • Enseña la comunicación saludable
  • Limpia todo el ruido de las tareas, y empieza a hacer las cosas
  • Eleva la motivación de uno mismo y consigue la capacitación
  • Elevar la cultura de la mejora y el aprendizaje.

¿De qué manera Ágil responde a todo eso?

Ágil crea visibilidad. La visibilidad a su vez crea seguridad y control.

 

Hemos creado una tabla de colores agradables y colocado nuestras tareas en el tablero .A los niños les encantan los colores y los tableros.
Cuando ponemos nuestras tareas cotidianas en el tablero, se crea la visibilidad que permite que nos relacionemos con cada tarea. Esto crea el equilibrio. No sólo se refiere a las tareas problemáticas que nos están estresando en ese mismo instante, nos relacionamos con todos ellas. Por ejemplo, tenemos que lavarnos los dientes ¡AHORA! por lo que esa es la única tarea de la que vamos a hablar y pensar.
Por supuesto, utilizamos el tablero en el hogar como una forma de gestionar las tareas de la familia (qué hay que hacer), pero no es sólo sobre la gestión de nuestras tareas diarias y las tareas como una familia. También es un buen incentivo para una familia para comenzar a discutir esas tareas molestas que nunca llegan a hacerse. El tablero es sólo una herramienta, una herramienta que establece el contexto de la discusión.

Nos reunimos todos los días para hablar de las tareas.
Usamos las reuniones diarias, cuando hablamos acerca de las tareas para crear un período de tiempo de calidad, donde podamos hablar y ser escuchados.
Hablar de las tareas tiene un efecto mágico en los niños, a veces sólo por el hecho de que hemos dedicado tiempo para hablar de lo que está pasando con ellos en casa, lo más importante, porque nosotros, los padres de familia, dedicamos un tiempo sólo para hablar con ellos. Escuchar a los niños es vital para tener éxito. Escuchar lo que tienen que decir acerca de sus tareas durante las reuniones diarias, dándoles un lugar para ser escuchados y para expresarse. Cuando hablo, estoy aprendiendo y desarrollando. Cuando las personas me escuchan y reaccionan a lo que yo digo, se fortalece el aprendizaje un millar de veces.
Incluso si se trata de tan sólo 10 minutos, son 10 minutos muy eficientes.

Las reuniones diarias y el orden que traen a la casa, envían un mensaje. Un mensaje de hacer, de apoyo de los demás cuando me quedo atascado. Un mensaje de “hacer las cosas”.

 

Ágil permite establecer con claridad los retos y hacer las cosas.

No es la entrega de las tareas de la casa y las tareas de los niños lo que importa (bueno, vale, sí, pero no son el objetivo), es la capacidad del niño y la familia para comprender los objetivos, para obtener retroalimentación, para cometer errores y corregir.
Nuestros niños ponen todo sobre el tablero. Ellos ven lo que está en contra. No es algo vago en sus cabezas. Está allí y les pertenece a ellos. Ellos pueden ver lo que es más y menos importante, les da una sensación de control, reduce la confusión y los lleva a tener éxito en lo que hacen. También pueden ver su progreso.
Cada niño elige sus propias tareas, y se mueve hacia delante a su / propio ritmo. El tablero pertenece a la familia y cada uno tiene sus propias tareas. También podemos ver dónde podemos avanzar. Vemos los éxitos y los fracasos de los demás, y los niños hablan con los padres durante las reuniones diarias o semanales y aprenden de sus experiencias. Cuando las cosas están claras es más fácil mejorar. Cuando nuestro hijo y nosotros sabemos lo que se espera de nosotros, seremos capaces de completar las tareas y realizar un seguimiento de los resultados. Definir las tareas con el niño y colocarlas a la vista en el tablero será el truco.
Estamos entrenando para dividir las tareas en acciones factibles. Les estamos mostrando el camino. Cómo se crea una tarea, lo que ocurre durante la progresión y cómo termina. Experimentamos éxitos (porque finalizamos tareas), vemos el camino y nos enteramos de cómo lograrlo.
Nos centramos en lo importante y en los retos. De esta manera, en lugar de tratar con las cosas que no se están haciendo, nos centramos en lo que es realmente importante, y tenemos tiempo para aprender nuevas habilidades.

 

Ágil nos lleva a la mentalidad de mejora continua

Mediante la reunión diaria hablamos de nuestras tareas y aprendemos de nuestra experiencia. Además, la familia se reunirá al final de cada semana para hacer la retrospectiva sobre el rendimiento de la semana que termina. También se planifica la próxima semana y nos enorgullecemos de lo que hemos logrado. No tengo espacio aquí para presentar todos los detalles, pero este ciclo de comunicación que incluye planificar el futuro, mirarse a sí mismo cada día, mostrar los resultados; retrospectiva y aprender, es el pálpito que fomenta la retroalimentación y dar lugar a un crecimiento.

Ágil ayuda aumentar la sensación de éxito

Los niños no siempre saben cómo dividir sus asignaciones en tareas y algunos aprenden más lento y otros aprenden más rápido. Lo que importa es el sentimiento de éxito. No necesitan grandes recompensas para sentir que tuvieron éxito – todo lo que necesitan es una sonrisa y tener éxito en una tarea pequeña. Eso es suficiente para ellos.
Los niños no sólo están siguiendo las instrucciones, son también participantes activos, y así es mucho más fácil mejorar. No sólo hablan de ello, o se les dice que han tenido éxito – tenían tareas delante de sus ojos que se movían de un lado del tablero (“Pendiente”) a otro (‘Hecho’). Y han sido ellos los que las han movido. Es increíble lo mucho que esta evidencia visible de éxito les encanta.
A más colorido y lleno el tablero más sienten el éxito. Añadir a esto el hecho de que nosotros, los padres, también estamos allí, vemos el esfuerzo y los resultados, hablamos de él, mostrando a nuestros hijos lo orgullosos que estamos.

El tablero crea un sentimiento de participación. Nosotros somos los que creamos el tablero y nosotros somos los que utilizamos la herramienta para lograr un cambio. A veces esto es por lo que recomendamos empezar poniendo en el tablero tareas que tengan mayor probabilidad de éxito. Si tu hijo está teniendo dificultades en las matemáticas, no comiences con esa tarea. Comienza con algo sencillo como lavarse los dientes todas las noches. Aprovecha ese éxito, de modo que puedas ocuparte de las tareas más difíciles más adelante.

Si al principio no tienes éxito, vuelve a intentarlo. Aprende lo que hiciste y no funcionó. Aprecia el esfuerzo y comunica lo que consigues en tu viaje. El hecho de que no haya funcionado la primera vez no es una razón para no intentarlo de nuevo.

Ágil conduce a la capacitación – ahora esto es un gran problema y uno muy importante…

En una frase, podemos definir la capacitación como un proceso donde el que tiene el poder (tú como padre o madre) le da un poco de su poder a otro (tus hijos), y, al mismo tiempo, mantiene también sus límites y autoridad. De esta manera ambas partes crecen y ganar en fuerza. De hecho, cambiamos desde una posición de ningún control a una posición de control relativo.
El proceso de capacitación fortalece la autoconfianza en su capacidad de funcionar, tomar decisiones y completar tareas. Vamos a tener autonomía cuando el individuo siente que puede desarrollar su propio pensamiento, ser parte de algo importante, y obtener la autonomía para elegir, obtener retroalimentación sana y cambiar en consecuencia.
¿Y cómo lo hace Ágil?

  • A veces es mucho más fácil para nosotros decir a nuestros hijos lo que deben hacer, en lugar de dejar que ellos decidan por sí mismos. Al poner en orden su habitación, lo que está mal, en lugar de decirles lo fantásticos que son. En lugar de sentir el éxito ellos sienten el fracaso. Cuando llegas a casa, y sólo te quejas de las tareas que no hicieron, no les felicitaste por las tareas que sí hicieron. A veces, eso es suficiente para reforzar el sentimiento de éxito para crear las semillas de la autonomía. De hecho, de todos los componentes de capacitación, el sentimiento de éxito es en mi opinión el más importante.
  • La definición de metas pequeñas, incluso desde una edad temprana, permiten al niño ver y elegir sus propias tareas, es un gran paso hacia la capacitación. La capacidad para poner sus propias tareas y tomar sus propias decisiones, es muy importante y contribuye mucho a su sentido de la capacidad y el valores cierto que nosotros, como padres, ponemos los límites, y nos aseguramos que tareas tales como “sólo comer dulces” no va a estar en el tablero, pero dentro de esos límites – el niño considera todas las opciones. La visibilidad del tablero permite el control. El control refuerza nuestro sentimiento de ser capaces. Cuando sentimos que tenemos las cosas bajo control, incluso en algo pequeño, con el tiempo también podemos aprovechar ese sentimiento en nuestras áreas más débiles.
  • La sesión retrospectiva de la familia permite la visibilidad hacia delante, lo que da a los niños y los padres un sentido de seguridad. La situación llega a ser menos vaga y permite a los niños funcionar y tomar decisiones con mayor certeza. Cuando sé que papá va a venir a casa tarde toda la semana que viene, puedo planificar las tareas sólo para nosotros, o con mamá, o entender por qué papá no me está leyendo un cuento antes de dormir.
  • Es muy importante utilizar el tablero para crear opciones para elegir, y discutir las opciones. Hay muchas tareas en el tablero, y puedo elegir qué hacer. Yo estoy con mis padres, y discuto mis opciones con ellos. ¡Estar de pie frente a la pizarra y decir a tus hijos lo que van a hacer a continuación pierde todo el sentido de Ágil! Es necesario preguntar y guiar a tus hijos. El tablero es una excelente herramienta para esto, ya que centra la conversación, y coloca todas las cuestiones abiertas delante de todos, sin señalar a un miembro de la familia o tarea específica como problemática.

Ágil conduce a un mejor aprendizaje:

Las personas aprenden mejor cuando participan en las actividades que se perciben útiles en la vida real y que son culturalmente relevantes. La práctica de Ágil en el casa, va sobre las tareas más relevantes del día a día , al igual que la rutina de la mañana, o la rutina de la noche, es una buena base sobre la cual construir otras actividades de aprendizaje. Estos son de gran importancia para la vida cotidiana del niño y puede ser una buena base para otras actividades de aprendizaje a lo largo del camino, que es también una de las razones por las que funciona tan bien como en casa.
Toda la familia participa en las reuniones diarias. La experiencia del proceso de toma de decisiones en conjunto. El aprendizaje es fundamentalmente una actividad social. Ágil es ante todo una actividad social y de equipo. Los niños tienen la oportunidad de practicar sus habilidades sociales en materia de seguridad antes de salir al mundo real. La familia actúa como una zona segura donde los niños pueden aprender las actividades sociales y luego “probar” que en el mundo real.
Nos reunimos como una familia, aprendemos a hablar, nos presentamos, nos enteramos de retrospectiva y aprendemos a interactuar con dignidad y autonomía. Los niños aprenden muy rápido a presentarse, hablar de lo que hicieron el día anterior, lo que hicieron hoy, y lo que pretendemos hacer. Ellos aprenden a concentrarse en lo que es importante, y a tomar decisiones en consecuencia. Y… la discusión en sí permite el crecimiento.
El aprendizaje requiere la participación activa y constructiva del alumno. Y hacemos precisamente eso en Ágil. Anima a la participación activa de tu hijo en la convivencia cotidiana. Ellos son los que asignan de forma activa, moviendo y tomando la propiedad de las tareas. Nadie puede permanecer pasivo.

El estado de la mente y los mensajes que provienen de la familia y la casa afecta a tus hijos más allá de este ámbito.

Creemos que la familia es un entorno microsocial del mundo exterior, a través del cual podemos aprender los patrones de comportamiento.
Por ejemplo, el hijo de un cantante puede llegar a ser un cantante con menos esfuerzo que otros. No es sólo la voz – usted tiene que pensar como un artista, así, saber cómo expresar sus sentimientos, crear, y así sucesivamente, lo cual es algo que el niño está inmerso en su casa todos los días. Lo mismo ocurre con los médicos, o gente de negocios.
Ahora, imagínense que sumerge a sus hijos en la capacitación. Cada día, las cosas que vienen naturalmente a ellos, les afectará en el futuro. Todo el mundo está de acuerdo en que no importa cómo criar a sus hijos, les afecta en su conjunto mucho más que cualquier curso que puedan tomar en el futuro. Así que, ¿no está en nuestros mejores intereses asegurarnos de que obtener la confianza, la capacitación y la capacidad de seguir a través de tareas?
Los abrazos y besos son importantes. Sin eso, cualquier mejora que usted logre será temporal. Esto no es Ágil, se trata del cuidado de los hijos.
Y … ¡Ágil es divertido! ¡No te olvides de divertirse en el camino! La diversión es siempre la mejor manera de guiar la capacitación, el aprendizaje y la sensación de capacidad.

Recursos

Leer más:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>